Revista técnica independiente | Más de 25 años informando

    Los médicos de familia, a favor del impuesto de bebidas azucaradas

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción2
    En Sector,
    Jul 24, 2019

    La semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) reclama mantener el impuesto sobre bebidas azucaradas en Cataluña y extenderlo al resto de comunidades, en contra de lo dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que, por cuestiones formales, ha anulado en una sentencia el reglamento de la Ley, según ha manifestado la propia entidad en un comunicado. “El TSJC anula el impuesto ya que la Generalitat no ha completado los trámites legalmente exigidos. Es decir, se trata de un error de forma y en ningún momento se ha dictado contra el fondo”.

    Ante esta circunstancia, los médicos de familia solicitan un nuevo Reglamento aún más favorable a la vía saludable de la alimentación, que cubra aquellos flancos que el antiguo no cubría y por los que fue depuesto. Esta petición por parte de los médicos de familia se argumenta en los postulados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero también en los datos que explican cómo el azúcar, en cuanto que alimento de alto contenido calórico, tiene un impacto significativo en la prevalencia de enfermedades como la obesidad o la diabetes. Tanto es así que por cada 150 calorías diarias per cápita de promedio que se introducen en los hábitos alimentarios de un país la tasa de diabetes en la población aumenta un 1,1%.

    En palabras de la semFYC, los datos de la población española son alarmantes y no dejan lugar a dudas: la proporción de personas con obesidad en nuestro país se ha duplicado en sólo 20 años. Por otro lado, entre la población infantojuvenil (entre 2 a 17 años) el porcentaje de obesidad es del 9,6%, uno de los mayores de Europa, teniendo unas diferencias muy importantes según el nivel socioeconómico y educativo de las personas. Entre los factores que más han contribuido a estos porcentajes están los ligados a los cambios en el sistema alimentario con una mayor disponibilidad de productos procesados hipercalóricos a bajo precio. Otros factores son los cambios en el estilo de vida (el sedentarismo y la disminución de la actividad física) o los cambios en la alimentación (el aumento del consumo de alimentos y bebidas de alto contenido calórico). Además de las implicaciones globales que tiene la obesidad para la salud, se ha comprobado una relación directa entre diabetes y obesidad: dos de cada tres individuos con Diabetes tipo 2 (DM2) tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 27.

    En términos alimentarios, el consumo regular de bebidas azucaradas y su introducción en la dieta es uno de los elementos que más significativamente ha contribuido al aumento de la tasa de obesidad. Hay que tener en cuenta que una lata de refresco contiene alrededor de 35 gramos de azúcar y se corresponde con 140 calorías”, explica Rodrigo Córdoba García coordinador del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de PAPPS de semFYC.

    En el caso de las bebidas azucaradas, concretamente, se ha constatado que las personas que consumen dos o más bebidas azucaradas por día tienen el doble de riesgo de tener síndrome metabólico, aumento de triglicéridos y disminución de colesterol HDL o colesterol ‘bueno’. Con el objetivo de actuar sobre una de las causas que generan mayor carga de enfermedad, este Grupo de la semFYC se ha posicionado a favor del impuesto especial sobre estas bebidas azucaradas, defendiendo que, según la OMS, los cinco factores de riesgo que suponen una mayor carga de enfermedad en la región de Europa occidental son el tabaquismo, la hipertensión arterial (HTA), la obesidad, el abuso de alcohol y la inactividad física. En este sentido, la simple ganancia de peso, incluso con niveles de Índice de Masa Corporal (IMC) normales, es un factor de riesgo para la aparición de diabetes en el adulto.

     El impacto del nuevo impuesto para la salud

    El Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de PAPPS de la semFYC estima que un impuesto del 20% sobre el precio básico podría lograr, en nuestro país, una reducción efectiva del consumo de calorías en la dieta del 4,7%. Este porcentaje se traduciría en una pérdida de peso corporal de 725 gramos por año como promedio. “La batalla por los impuestos sobre las bebidas azucaradas ha empezado ya a nivel mundial, y es la Organización Mundial de la Salud OMS la impulsora de la misma”, señala Rodrigo Córdoba García. Cataluña empezó a aplicar el impuesto en mayo de 2017 y los datos de diferentes estudios independientes han mostrado una reducción del consumo.

    Los médicos de familia están seguros de que el impuesto sobre las bebidas azucaradas podría ayudar a reducir a medio plazo la prevalencia de la obesidad y la diabetes en el conjunto de la población.

    Posicionamiento de CAMFiC

    Por otro lado, la Societat Catalana de Medicina de Família i Comunitària (CAMFiC) ha valorado también muy positivamente la implementación del impuesto sobre las bebidas azucaradas, tal como manifestó en un comunicado emitido el pasado 22 de julio.

    En Cataluña, según los datos de la encuesta de salud realizada el 2015, el 31,8% de la población de 6 a 12 años tiene exceso de peso, más los niños (35,8%) que las niñas (27,5%); el 19,1% tiene sobrepeso (20,4% de los niños y 17,8% de las niñas) y el 12,6% tiene obesidad (15,5% de los niños y 9,7% de las niñas). La prevalencia de la obesidad es más elevada entre los menores de las clases sociales más desfavorecidas y cuando la madre no tiene estudios o solo son primarios. El 40% de los niños que pertenecen a este segmento social consumen con frecuencia productos hipercalóricos.

    En cuanto a los adultos catalanes, un 51% de las personas de 18 a 74 años sufre un exceso de peso importando (un 15% tiene obesidad), una situación que afecta un 62% de los que no tienen estudios o no superaron los de primaria, y a un 36% de las familias con formación universitaria. En términos alimentarios, el consumo regular de bebidas azucaradas y su introducción en la dieta es uno de los elementos que más significativamente ha contribuido al aumento de la tasa de obesidad.
    Pero no solo han aumentado a nivel mundial los índices de obesidad y sobrepeso, sino que también se ha producido un incremento notable de los casos de diabetes, los cuales han pasado de 108 millones el 1980 a 422 millones el 2014. Una dolencia que, al mismo tiempo, fue responsable de 1,5 millones de muertos en todo el mundo en el año 2012. El consumo de 1 o 2 bebidas azucaradas diarias aumenta el riesgo de diabetes en un 26%.

    Los médicos de familia catalanes argumentan su posición a partir de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en base a los datos que explican cómo el azúcar tiene un impacto significativo en la prevalencia de dolencias como la obesidad, la diabetes y la caries. Este impuesto ha sido introducido con éxito en EE. UU., Dinamarca, Francia y Australia, entre otros, donde disminuye el consumo de bebidas azucaradas y como tal a la larga la prevalencia de obesidad y diabetes. 

    Emplazamos al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a reconsiderar su decisión de suspender esta tasa”, concluyen desde CAMFiC.

     

     

  • top empresas

  • Vídeo: Vendibérica

  • Calendario de eventos

    Agosto

    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
     
     
     
    1
     
    2
     
    3
     
    4
     
    5
     
    6
     
    7
     
    8
     
    9
     
    10
     
    11
     
    12
     
    13
     
    14
     
    15
     
    16
     
    17
     
    18
     
    19
     
    20
     
    21
     
    22
     
    23
     
    24
     
    25
     
    26
     
    27
     
    28
     
    29
     
    30
     
    31