Revista técnica independiente | Más de 25 años informando

    Cómo se comportan los italianos ante las máquinas vending

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción2
    Ene 28, 2020

    Italia es el país europeo con el mayor número de máquinas expendedoras instaladas, concretamente más de 822 mil, las cuales no solo tienen como función surtir de refrigerios a sus consumidores, sino que también actúan como punto de reunión y socialización, además de proporcionar momentos de descanso. Es por ello que Confida, Asociación Italiana de Distribución Automática, ha encargado un estudio a la firma Nextp, para conocer qué hacen los italianos frente a las distribuidoras automáticas, revelando que mientras en el Norte se habla más de trabajo (38%) y tiempo libre (31%), en el Sur más de deporte (14%), relaciones amorosas (12%) y vida privada (6%).

    En este sentido, de los 2.100 sujetos entrevistados, los mayores de 55 años hablan casi exclusivamente de sus hobbies y tiempo libre (58%), los más jóvenes (18-34 años) principalmente de trabajo (28%) y relaciones amorosas (13%), mientras que aquellos quienes hablan de deportes son sobre todo hombres de entre 35 y 54 años (15%). Independientemente de la edad y el área geográfica, también hay un 11% a quien le gusta cotillear sobre sus compañeros.

    Por otro lado, el estudio muestra que casi 3 de cada 4 italianos (74%) han usado una máquina expendedora al menos una vez en el último año y entre los que no la han utilizado están especialmente los mayores de 55 años, que no han tenido la oportunidad de usarla o que prefieren consumir en otro lugar. “Las máquinas vending son actualmente parte de la vida cotidiana de los italianos, los cuales aprecian su gran variedad de opciones, los precios y la calidad. Otra de las ventajas es su proximidad y facilidad de uso, convirtiéndose en muchas ocasiones en espacios de socialización”, explica Massimo Trapletti, presidente de Confida.

    Alrededor del 70% de la muestra utiliza las distribuidoras automáticas al menos una vez por semana, el 27% todos los días y el 30% hasta 2-3 veces por semana. El lugar principal de uso es el trabajo (47% de los encuestados) y 3 de cada 10 (29%) en zonas de espera.

    Los motivos por los cuales las personas usan expendedoras automáticas son básicamente por la comodidad, rapidez y por disponer de todo lo necesario para descansar durante unos minutos, según se desprende del estudio. Son así, como indican los encuestados,  la mejor opción para cuando “no puedo salir de la oficina” (36%), para un refrigerio “cuando tengo hambre y no he traído nada de casa” (14%), simplemente porque es un sistema rápido (14%) o para “hacer un descanso para tomar café” (11%). 6 de cada 10 personas de las encuestadas están satisfechas con los productos ofrecidos (58%): más del 70% de los entrevistados cree que la calidad del café en las máquinas vending ha mejorado en los últimos tiempos. Además se ha producido un aumento visible de la oferta de productos orgánicos, saludables y para intolerantes.

    Por último, la investigación de Confida y Nextp revela que las distribuidoras automáticas se están volviendo cada vez más tecnológicas, integrando pantallas táctiles y aplicaciones de pago. En este sentido, el número de usuarios que desea pagar a través de medios digitales (App o tarjeta de crédito) está creciendo, aunque el 60% de los residentes en el Sur prefiere pagar siempre en efectivo. Y quienes utilizan expendedoras señalan que no les importaría contar con otros servicios, especialmente recargas telefónicas (36%), pago de facturas (24%) y retiro de efectivo a modo de cajero automático (23%)