Buscar

Sector

Vending en España: luces, retos y sombras tras el Covid-19

Vending

Más de dos años después de que el coronavirus cambiara las reglas del juego de cualquier sector de actividad, el del vending trata de recomponerse y arañar mejores resultados, ahora que la vuelta a las oficinas es una realidad y que el consumidor sigue premiando la inmediatez y la comodidad que le aportan sus máquinas.

Aun así, el vending tiene deberes pendientes si quiere lograr una mayor penetración en el mercado nacional. El usuario exige nuevas soluciones de pago, más productos saludables en su oferta y una mayor apuesta tecnológica y sostenible. Y todo ello, en un contexto caracterizado por un alza de precios y problemas de suministro. ¿Podrán sus ventajas con sus retos?

Ésta parece ser la pregunta que sobrevuela sobre las empresas que operan en el sector del vending en España. Un sector que está sufriendo lo que podría llamarse como una tormenta perfecta de incertidumbres.

Según explica a Restauración News Yolanda Carabante, directora general de ANEDA (Asociación Nacional de Distribuidores Automáticos), el sector del vending hace frente a un incremento de costes que ha puesto a sus empresas “contra las cuerdas, sobre todo cuando los precios de venta al público no se pueden alterar por razones contractuales”.

Un problema en absoluto baladí al que se suma el de “los retrasos en los suministros y el vinculado a una falta de inversión por inviabilidad de nuevos proyectos”. Todo ello hace que el escenario de operaciones en el que el vending ha de interpretar su particular función sea “poco halagüeño”, apostilla.

El impulso de la vuelta a las oficinas

Pese a tantos interrogantes, Carabante sostiene que el sector “necesita creer y esperanzarse en una normalidad definitiva” y sostiene que, aunque la situación actual no es nada fácil, “hay que recomponerse”. Y es que la vuelta a las oficinas está siendo ya una realidad que trae de la mano un más que posible aumento del consumo en las máquinas de vending de nuestro país.

El regreso de millones de trabajadores a sus puestos de trabajo, y de otros tantos estudiantes a los centros de estudio o bibliotecas hace augurar un mayor nivel de ventas en el sector del vending, que ve también otra ventaja: el seguir inspirando confianza en el público en todo lo relacionado con los protocolos de higiene y seguridad en sus productos.

No sólo eso. También sigue recibiendo el beneplácito de todos aquéllos que optan por comprar en sus máquinas para no hacer colas apostando por el ‘ya’ y el ‘ahora’ cada vez que quieran comer o beber alguno de los productos que dichas máquinas les ofrecen.

Más productos saludables y pago digitalizado

Productos, eso sí, que van a tener que ampliarse para captar nuevos usuarios. Y es que según los datos del último informe de ANEDA -‘El usuario de máquinas de vending’-, elaborado por AECOC Shopperview, uno de cada tres consumidores compraría más en máquinas de vending si encontrara más productos que le ayudaran a mantener hábitos saludables, como productos bajos en azúcar, ensaladas y frutas listas para el consumo o productos de bajo contenido calórico.

Ésta no es la única exigencia del consumidor actual. El mismo estudio revela que dos de cada tres consumidores consultados afirman que compraría con más frecuencia en máquinas de vending si pudiera pagar con tarjeta o mediante dispositivos móviles, como el teléfono. De hecho, el 25% de los usuarios del sector ya paga así sus compras en estas máquinas.

“Las nuevas tecnologías y los procesos de digitalización someten al sector a un constante proceso de transformación donde el consumidor gana protagonismo. Las empresas se enfrentan a grandes retos y a nuevos modelos de negocio donde deberán recuperar clientes, en algunos casos, y fidelizarlos”, sostiene Carabante.

La sostenibilidad como reclamo en el vending

Además de sistemas de pago más digitalizados y de una mayor variedad en su oferta, el vending hace frente a otro reto nada desdeñable ni de cara al consumidor ni de las administraciones. Y ése es el que tiene que ver con el modo en que tiene y tendrá que adaptarse a la normativa sobre exigencias de productos con envases ecosostenibles.

“El sector se adapta y readapta constantemente. Las empresas han ido diseñando sus procesos internos con el objetivo de ser más eficientes, así como adaptar sus modelos de negocio conforme a la evolución del mercado. Ahora, la industria del vending se enfrenta a una diversificación regulatoria amplia en todos los ámbitos (salud, consumo, medio ambiente, etc.), que será difícil de soportar por las limitaciones y restricciones de venta en nuestro canal que se vienen imponiendo”, advierte Carabante.

Lo que ha dejado el teletrabajo

Dificultades que se unen a las que el sector lleva dos años viviendo a causa de ese tsunami llamado Covid-19 que en marzo de 2020 hizo tambalear los pilares de prácticamente todas las industrias. La del vending vio cómo en sólo un año el consumo en sus máquinas de oficinas caía de un 65% a un 51%.

Un descalabro que afortunadamente el sector vio compensado con el aumento del consumo en las máquinas de vending situadas en espacios públicos y a pie de calle. Además, el vending tiene un as en la manga que podría reportarle buenas cifras si consiguiera aumentar la venta cruzada que generan sus máquinas.

La oportunidad de las ventas cruzadas en el vending

Actualmente, según el citado informe, el 74% de los usuarios de este tipo de máquinas afirma adquirir más de un producto al mismo tiempo en ellas. Así, los consumidores de café suelen optar por acompañar la bebida con bollería, bocadillos fríos o snacks dulces; los de agua suman a estas opciones los snacks; y los consumidores de refrescos, por su parte, suelen acabar comprando también café.

Esto ha permitido que pese a la debacle en los centros de trabajo de estos últimos dos años el porcentaje de consumidores de máquinas de vending haya aumentado ligeramente entre los años 2020 y 2021, pasando de un 25% a un 27%, respectivamente.

El vending ha de seguir escribiendo su historia, teniendo en cuenta todas las sombras que planean sobre él, pero no dejando a un lado las luces que lo iluminan.

Fuente: Artículo de Gema Boiza para Restauración News

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte