Buscar

Empresas

Arábica y Robusta: la respuesta de Covim a los paladares más exigentes

Arábica y Robusta: la respuesta de Covim a los paladares más exigentes

En el mundo del café es esencial conocer el producto y entender cuál es el que mejor cubre las necesidades de los consumidores para poder ofrecer un buen servicio. En esta importante búsqueda de la combinación perfecta, la primera gran pregunta es, ¿qué diferencias hay entre Arábica y Robusta?

Todo el café deriva de cuatro variedades principales: Arábica, que cubre alrededor del 70% de la producción mundial; Robusta (28%); y las especies minoritarias Libérica y Excelsa que representan el 2% restante.

En Covim, la búsqueda de la calidad es la base de su trabajo, y saben que los consumidores reclaman más aromas y sabores diferentes, por eso crean mezclas únicas y particulares a partir de las dos variedades más conocidas y apreciadas de todo el mundo: Arábica y Robusta.

Diferencias

Encontramos algunas diferencias obvias entre las dos especies, empezando por el grano, según explica Covim en su blog de noticias.

El grano de Arábica tiene una forma ovalada más alargada, en cambio, el de Robusta es más redondeado y presenta un surto más recto. En cuanto al sabor, el Arábica es más aromático y delicado, casi dulce pero con notas ácidas, mientras que el Robusta se caracteriza por un aroma intenso y persistente, y un sabor rico y envolvente que recuerda al chocolate. Además, el café Arábica contiene aproximadamente la mitad o un tercio de la cafeína del Robusta.

El arábica tiene su origen en el territorio montañoso de Etiopía, aunque originariamente se cultivaba en el actual Yemen. Crece exuberantemente en áreas tropicales de gran altitud con temperaturas no superiores a 20°C y con un poco de sombra. Se trata de una especie más delicada que la Robusta y prospera fácilmente en América Central y del Sur, pero también en las costas orientales de África.
Debido a su delicadeza, los granos deben ser tratados con más cuidado, incluso durante la fase de tostado, a través de temperaturas más bajas y tiempos de tueste muy precisos.

Robusta, por otro lado, se descubrió en el Congo durante el siglo XVIII, y debe su nombre a su particular resistencia a enfermedades y parásitos. Crece en Brasil, África y el Sudeste Asiático y se caracteriza por su adaptabilidad, rapidez de crecimiento y alta tolerancia a los cambios de temperatura. Se cultiva en áreas planas y soleadas, donde produce granos de café de un color amarillo bronce.

Ver el artículo completo en el número 186 de Mundo Vending

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte