Buscar

Empresas

Entrevista a Andrea Pozzolini y Stefano Macchi, CEO y Sustainability Manager de Rhea, respectivamente

Rhea Stefano Macchi y Andrea Pozzolini

Desde 1960 Rhea promueve la excelencia del Made in Italy abriendo nuevos horizontes con el fin de aumentar el potencial de la venta
automática. A través de tecnología de vanguardia y máquinas totalmente personalizables, la compañía combina tradición, innovación y diseño, sin perder el foco en la calidad del café y la sostenibilidad.

De todos estos temas nos hablan Andrea Pozzolini y Stefano Macchi, quienes nos explican las estrategias actuales de la empresa y sus planes de futuro en materia de sostenibilidad.

Andrea, ¿cómo definirías el compromiso de Rhea con el medio ambiente?

La sostenibilidad siempre ha estado integrada en todo lo que hacemos. Nuestro enfoque se ajusta perfectamente a los criterios ESG –Environmental, Social, Governance-, los cuales implementamos a través de nuestras estrategias y acciones con el objetivo de hacer negocios de forma sostenible.

Desde la atención a las personas y la calidad de los espacios de trabajo, pasando por la elección de materiales y el uso de energías renovables, hasta el uso de tecnologías que reducen el consumo y el impacto ambiental, tratamos de trasladar todo ello a nuestras propuestas de producto, junto con el diseño y la innovación, para ofrecer una experiencia de calidad.

Quienes trabajan en Rhea o con Rhea son testigos del contexto seguro y motivador que ofrecemos para que puedan expresar al máximo su potencial creativo y contribuir así activamente en las políticas de sostenibilidad de la compañía.

¿Qué estrategias adoptáis para afrontar estos nuevos retos?

Se trata de una evolución constante y continua fruto de la investigación, la experimentación y las colaboraciones específicas.

Las nuevas tecnologías nos permiten revisar y mejorar el diseño ecosostenible, pero también nos centramos en crear un ecosistema de escucha hacia todas las partes interesadas. En este sentido, contamos con socios profesionales que nos guían en nuestro camino hacia la sostenibilidad. Llevamos más de un año trabajando con la Universidad Politécnica de Milán para crear un modelo de fábrica digital sostenible. Se trata de un objetivo importante para nosotros que nos permitirá no sólo continuar y mejorar nuestro compromiso, sino también certificar los objetivos alcanzados y aquellos en los que aún debemos trabajar.

“El proyecto se basa en el acrónimo ARSO –Avoid, Reduce, Substitute, Offsetting- (evitar, reducir, sustituir, compensar) con el objetivo de identificar y poner en marcha acciones para reducir el impacto del CO2 en el medio ambiente”, añadió Stefano Macchi.

Haz click en la imagen para ver la entrevista completa incluida en el Especial Consumo Consciente y Responsable:

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte