Buscar

Sector

El café, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

café

La cultura del café se ha desarrollado con personalidad propia en muchos países y, lejos de la aparente globalización que se asocia a ciertas tendencias, lo cierto es que las costumbres de preparación y consumo de café, en muchos lugares traspasan la bebida para convertirse en un bien gastronómico, cultural e incluso turístico diferente a cualquier otro.

El café es una bebida omnipresente en prácticamente todo el planeta. A pesar de que su producción se concentra en poco más de 80 países, se consume en todo el mundo, donde la elaboración y degustación se ha adaptado a los paladares de las diferentes culturas gastronómicas, dando lugar a técnicas de preparación e incluso de consumo, únicas, tanto que han sido reconocidas a nivel internacional por su singularidad.

Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Una de las muestras más importantes de ello es la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad otorgada por la UNESCO a la cultura y tradición del café a la turca, donde este organismo de las Naciones Unidas ha identificado una serie de técnicas de preparación especiales y una rica cultura tradicional que forma parte del patrimonio de Turquía, como lo confirma el hecho de que el café a la turca es celebrado en la literatura y las canciones, y constituye un elemento indispensable en los actos sociales de este país.

Y es que, el café en Turquía es un símbolo de hospitalidad y amistad que impregna todos los ámbitos de la vida, tanto, que los conocimientos y ritos vinculados a su preparación y degustación se transmiten entre los miembros de la familia mediante la observación y la participación.

Esta importante vinculación del café con la sociedad turca es la misma que ha llevado a Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Omán y Qatar a conseguir la inscripción del café árabe en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Aunque el café árabe lo preparan hombres y mujeres de toda condición social, especialmente en el hogar familiar, se considera que los principales
depositarios de la práctica cultural del café árabe son los jeques y jefes tribales que sirven café en sitios donde se reúnen los hombres y mujeres de mayor edad de la comunidad beduina.

Artículo de Fórum Café incluido en su revista nº89.

Ver el artículo completo en el número 186 de Mundo Vending

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte