Buscar

Sector

Mercado del café 2023

Mercado del café

Tras un año nada fácil para el café, a corto plazo todo indica que continuará existiendo un entorno operativo desafiante para las empresas cafeteras. Sin embargo, a medio plazo, los expertos esperan una mejora de la situación, destacando como aspectos clave del ‘nuevo’ mercado del café que viene: la diversificación, la experiencia cafetera para el consumidor, la premiumización, la recuperación del canal Horeca y el rendimiento del café RTD (listo para beber).

Robert Eveson, Analista de Mercado en Euromonitor International, organismo que publica anualmente el informe que analiza los datos y las tendencias del mercado del café en diferentes países, es un gran conocedor de este sector y, con todos los datos en la mano, hablamos con él para saber qué podemos y debemos esperar del mercado del café en 2023, un año en el que nos asegura, los desafíos se mantienen.

El canal Horeca seguirá recuperándose y podremos comprobar que el café es ya un aspecto imprescindible en la vida cotidiana de los consumidores que mantendrán su demanda, a pesar de la inflación y la recesión.

¿Qué debemos esperar del mercado del café 2023?

Partiendo del hecho de que en el mercado del café hay que distinguir entre los canales de Foodservice y Retail, y también entre volumen de ventas y valor, si nos fijamos en el primer canal, el de Foodservice y el volumen de ventas, en la Europa Occidental, durante el 2023, veremos una continua recuperación en el canal Horeca hasta niveles prepandémicos, aunque no se espera que se alcancen las ventas que se obtuvieron en 2019. En 2023, estimamos un aumento del volumen de ventas de café en el segmento Horeca de un 6,8%, en comparación con 2022 (en 2022 el aumento fue de un 18,05% en comparación con 2021).

En cuanto al canal retail, se prevé una estabilización después de los grandes aumentos vistos en 2020 y 2021. De hecho, en 2023 se espera una pequeña reducción del -0,5%. A pesar de esta ligera disminución, el valor de las ventas en este canal aumentará en un 1,3% como consecuencia de la tendencia de la premiumización y de los efectos de la crisis en los costes de producción.

¿Cómo va a evolucionar el precio del café estos próximos meses?

Hay un gran número de variantes que impactan en el precio del café para el consumidor final y es la combinación de estas la que fomenta que el impacto sea más fuerte.

En 2023 se espera que los precios aumenten de nuevo, pero a un nivel menor comparado con 2022. Es difícil predecir con certeza cuándo se volverán a tener tasas de inflación y costes de producción más ‘normales’, pero en general creemos que la situación de 2022 durará hasta 2023. Esto nos hace prever un aumento de entre el 0,5% y el 3% en los precios de la Europa Occidental en 2023. Por ejemplo, un 2,48% en España y un 1,96% en Alemania.

Para entender lo que pasará en 2023 hay que destacar el contexto de 2022. Actualmente, los costes de producción para las empresas y tostadores se encuentran a niveles muy altos. Por ejemplo, durante el verano de 2022, el precio de la electricidad en España alcanzó un nivel de casi el 50% más que el año anterior. La guerra en Ucrania también tiene una influencia importante sobre el precio del gas y la electricidad.

También hay que tener en cuenta el elevado coste de las materias primas, como, por ejemplo, el café verde. En 2021 hubo una sequía en Brasil (el exportador más grande del café) que afectó a la cosecha del país.

Las lluvias extremas que se produjeron en Colombia en 2021 también tuvieron importantes consecuencias sobre la cosecha de café y empeoraron la situación.

Así pues, los problemas del 2022 se añaden a las dificultades vividas en 2021, un año en el cual, hubo una crisis en la cadena de suministros y muchos problemas con el transporte.

¿La demanda de café peligra a causa de la inflación?

En 2022, la tasa de inflación ha alcanzado niveles sin precedentes de hasta más de un 10% en muchos países de la Europa Occidental. En consecuencia, como es de esperar, los datos de Euromonitor muestran que este año han crecido los precios para el consumidor final.

A falta de cerrar el año, creemos que los precios del café en España van a aumentar al menos en un 11,7% en el 2023. En el Reino Unido, se espera un crecimiento de un 9%, en Francia de un 10,7% y en Alemania de un 19,41%.

Sin embargo, cabe añadir que los datos de consumo per cápita no indican una reducción del consumo. Para muchos, el café es un aspecto imprescindible de su vida cotidiana y se mantendrá su demanda.

¿Cómo se acomodará la demanda de café en un escenario de recesión económica como el que tenemos por delante?

Como resultado del escenario actual, en el que la inflación tiene un gran impacto, en Euromonitor hemos pronosticado una divergencia entre las ofertas premium y las más económicas, algo que esperamos que suceda en toda la categoría de bebidas calientes y refrescos. Las marcas con precios que se encuentren en medio de esa divergencia perderán cuota de mercado. Se mantendrán las ofertas premium como, por ejemplo, las variedades que usan café de alta calidad. Las grandes empresas poseen un prestigio y una reputación de calidad que les permitirán gozar de lealtad por parte de sus consumidores. Hay una parte de la población que está dispuesta a pagar más para obtener café de alta calidad. No obstante, también vamos a ver un aumento en la demanda de ofertas económicas.

Creemos que en 2023 aumentarán las ventas de marcas blancas gracias a sus precios más bajos que atraerán a la gente más afectada por el elevado coste de vida. Se prevé una tendencia de ‘downtrading’ y una preferencia por las promociones.

No hemos observado una reducción en la calidad del café en Europa ni en España. Aunque el precio es importante para los consumidores, me parece que el sabor, la calidad y la sostenibilidad del producto seguirán siendo muy importantes para muchos consumidores de café.

¿Van a poder las empresas tostadoras soportar los incrementos del gasto energético? ¿Se prevén cierres?

En general, sí van a soportar los incrementos y no creo que veamos cierres a gran escala. Sin embargo, está claro que se trata de una situación muy difícil para las tostadoras.

Podemos decir que las tostadoras hoy en día son más versátiles, ya que después de dos años de pandemia se han tenido que adaptar a nuevas formas de trabajar. Además, considero que la demanda de café es bastante inelástica, es decir que, a pesar del precio, los consumidores seguirán comprando este producto.

Artículo de Fórum Café incluido en su revista nº91 (dic. 2022)

Ver el artículo en el número 188 de Mundo Vending

Fórum Café: Blends de especialidad y cafés de temporada

Compartir en :
Tags: